Ir al contenido principal

¿Cuál debería ser el siguiente paso para Argentina?

La victoria de la “Ola Celeste” en Argentina el pasado 9 de agosto fue, para mí, una alegría inesperada. Después del batacazo en Irlanda, esta vez no me atrevía a hacerme ilusiones, pero finalmente el proyecto de ley que buscaba legalizar el aborto libre durante los primeros tres meses y medio de gestación (y sin límite de edad gestacional en casos de riesgo para la madre, malformaciones graves y violación) fue rechazado por el Senado.


Manisfestantes pro-vida en Argentina/Fuente: Scoopnest

Lema de la campaña pro-vida argentina.
Ahora bien, ¿cuál debería ser el siguiente paso de Argentina respecto al aborto, el derecho a la vida y la protección de las personas embarazadas en situación de vulnerabilidad? Porque una cosa está clara: el problema persiste. Las organizaciones pro-legalización aseguran que cada año se practican medio millón de abortos clandestinos en el país. Aunque, por experiencia, sospecho que esta cifra podría estar considerablemente inflada, también resulta evidente que esta clase de abortos son una realidad. Miles de niños no nacidos y decenas de mujeres están muriendo a causa de ellos. No podemos ignorar a las víctimas de esta práctica. Sus vidas importan. Hay que pasar a la acción. ¿Cómo? En mi opinión, las medidas que se tomen deberían ir orientadas a la prevención de los tres aspectos que conforman el problema: los embarazos no deseados, los abortos y las muertes maternas asociadas a dichos abortos. A continuación expongo algunas ideas para hacer frente a cada una de estas problemáticas.


Prevención de embarazos no deseados Aquellos niños que son concebidos de forma accidental son los que tienen más probabilidades de acabar siendo abortados, por lo que es de suponer que reducir el número de embarazos no deseados llevaría a una disminución del número de abortos. Para lograr esta reducción, es necesario garantizar el acceso a dos herramientas fundamentales: la educación afectivo-sexual y la anticoncepción.
Las personas tienen derecho a saber cómo funciona su cuerpo y cómo pueden regular su fertilidad y protegerse de las enfermedades de transmisión sexual. Esta información puede ser proporcionada en los centros de enseñanza o en el hogar, aunque lo ideal es que se reciba en ambos, y debe ir acompañada de la transmisión de una serie de valores, como el respeto al otro y la responsabilidad. Además, es importante instruir a los niños para que sean capaces de identificar cuándo podrían estar siendo víctimas de abuso sexual, para que sepan cómo deben actuar y adónde deben acudir.

La educación sexual es fundamental.

Existe al menos un proyecto de ley en el Senado argentino orientado a la prevención del embarazo adolescente. Otra medida que se podría tomar y que contribuiría indirectamente a prevenir algunos embarazos no deseados es la de endurecer las penas para los violadores y pederastas, llegando incluso a la prisión permanente para aquellos que no puedan ser reinsertados.

 Prevención de abortos Ante aquellos embarazos no deseados que no se consiga prevenir, es necesario proporcionar a las gestantes los recursos necesarios para que puedan vivir el embarazo de la forma más positiva y saludable posible y, tras el parto, decidir libremente entre criar a sus hijos o renunciar a su custodia. Para ello hay que garantizar el acceso de todas las gestantes a una atención sanitaria de calidad, que atienda de forma integral a las madres y a sus familias a nivel físico, psicológico y espiritual, antes, durante y después del parto. Dicha atención debe incluir, en caso de ser necesario, el acceso a cuidados paliativos perinatales.
Cartel del Instituto Nacional de Perinatología
de México.

Los proyectos de ley Maternidad segura centrada en la Familia en el marco de la Regionalización Perinatal, Programa Nacional de asistencia y contención psicológica a menores adolescentes embarazadas y a sus familiares, Programa Nacional de acompañamiento de la madre y el recién nacido, Protección integral de los derechos humanos de la mujer embarazada y de las niñas y los niños por nacer, Declarar de interés nacional la promoción de la seguridad social especial, para la madre y el niño en situación de vulnerabilidad, Programa Mis primeros dos años de vida, Declarar de interés el plan “Mis primeros mil días en San Juan” para garantizar el buen Estado Nutricional de mujeres embarazadas y bebés, implementado en la provincia de San Juan, Programa Nacional de acompañamiento de la madre y del recién nacido en el ámbito del Ministerio de Salud de la Nación y Contención integral del embarazo y preservación de la vida de la persona por nacer están orientados a este respecto.

También es necesario combatir la discriminación laboral y educativa de las mujeres y adolescentes embarazadas o con dependientes a su cargo, tomando medidas que faciliten su inserción laboral y su acceso a la educación. A este objetivo podría contribuir, por ejemplo, la ampliación del permiso de paternidad.

Además, el Estado debería garantizar que, mientras al menos uno de los dos progenitores ejerza la custodia de los hijos en común, el otro se haga cargo de los gastos de manutención que le correspondan hasta la mayoría de edad de dichos hijos. En caso de embarazo por violación, la asignación de una ayuda económica para aquellas madres que decidan criar a sus hijos sería una medida de justicia, ejerciendo en este caso el Estado el rol que correspondería al “padre”. Este sería también uno de los objetivos del proyecto de ley Protección integral de los derechos humanos de la mujer embarazada y de las niñas y los niños por nacer

Otra causa de abortos, incluso en el caso de embarazos deseados, es la detección de anomalías en el feto que podrían causar una enfermedad o discapacidad grave. Proveer a las personas enfermas o con discapacidad y a sus familias de los recursos que precisen para cubrir sus necesidades básicas, incluido el acceso a la educación y al mercado laboral, podría no solo contribuir a su bienestar físico y psicológico, sino directamente salvarles la vida. En este sentido, existe un proyecto de ley para la creación de un Servicio de asistencia e información a mujeres en estado de gravidez con diagnóstico de anomalías en el período prenatal.

Por lo que respecta a aquellas personas que, disponiendo de los apoyos necesarios para poder criar dignamente a sus hijos/as, decidan libremente ceder su custodia de forma temporal o permanente, el Estado debería facilitarles la opción de su entrega en adopción o guarda. Además, también se debería promover y agilizar la adopción y la acogida de los menores que lo precisen. A este fin están pendientes los proyectos de ley Protección de la mujer con embarazo no deseado y El Estado se Hace Cargo y te Acompaña.

En internet abundan los sitios web con instrucciones
para abortar clandestinamente.
Es frecuente encontrar campañas televisivas, carteles, etc. destinados a concienciar sobre los peligros de beber o usar el móvil al volante, fumar o mantener relaciones sexuales sin protección. Llevar a cabo campañas de concienciación sobre los riesgos físicos y psicológicos asociados al aborto provocado podría ayudar a prevenir esta práctica. Dichas campañas deberían incluir, además, la difusión de información sobre las alternativas no violentas disponibles para las personas que se enfrentan a un embarazo inesperado.

Algo que también habría que considerar es aumentar las penas para los proveedores de abortos. Según tengo entendido, las que prevé la ley argentina actualmente son bastante bajas. Esto podría estar transmitiendo a la población el mensaje de que las vidas de los no nacidos valen menos que las de los ya nacidos. Además, aquellos que están dispuestos a hacer negocio con el aborto podrían pensar que les compensa correr el riesgo de pasar unos pocos años en la cárcel si lo comparan con los beneficios económicos que obtendrían

Y por último, aunque no por ello menos importante, es necesario crear una conciencia social pro-vida, que reconozca la humanidad y el valor de las vidas pre-natales. Esta es, quizá, la tarea más fundamental a la hora de acabar con el aborto, y lo mejor es que todos podemos contribuir a ella. ¿Cómo? Instruyéndonos sobre el tema, hablando con aquellos que nos rodean, organizando debates públicos, escribiendo artículos, manifestándonos… En definitiva, difundiendo la filosofía pro-vida.

Prevención de muertes maternas por abortos

Aunque todas las medidas anteriores contribuirían, en sí mismas, a disminuir el número de abortos clandestinos y, en consecuencia, el número de muertes maternas a causa de ellos, existe una última opción, más controvertida, que también habría que considerar: la despenalización de las personas que se someten a abortos clandestinos

Como ya comenté en mi artículo “¿Debería penalizarse a las mujeres por abortar?” somos muchos los que defendemos la no penalización de las mujeres que abortan, fundamentalmente por motivos pragmáticos: la ausencia de sanción y la elaboración de un plan de atención médica y psicológica para dichas mujeres podría contribuir a evitar las muertes maternas por complicaciones derivadas de esta práctica. Además, permitiría obtener información de primera mano de cuáles son los motivos que empujan a las mujeres a tomar la decisión de abortar, información que podría emplearse para elaborar estrategias preventivas más eficientes que evitasen futuros abortos. 

Habría que seguir, eso sí, considerando el aborto como delito y penalizando a los que se encargan de practicarlo, manteniendo así el reconocimiento de la dignidad y del derecho a la vida del no nacido.

Entiendo que esta última medida no será aceptada por todos los pro-vida, ya que es una cuestión sobre la que siempre ha habido debate en el seno del movimiento. Quiero aclarar que considero estas discrepancias como un fenómeno normal y saludable. Nos encontramos ante un problema de gran complejidad. Digan lo que digan los pro-elección, ninguno queremos que las mujeres aborten clandestinamente, ni que mueran en el proceso, al margen de que estemos a favor o en contra de su despenalización. Por eso confío en que, sea cual sea nuestra opinión al respecto, seamos capaces de discutirla de forma respetuosa y constructiva, sin dejar que estas diferencias nos enfrenten y nos dividan.



Preguntas: ¿Qué opinas sobre las propuestas que expongo en este artículo? ¿Se te ocurre alguna otra medida para combatir el aborto clandestino y proteger las dos vidas? Me encantaría leer tus impresiones en los comentarios, solo pido que las expreses con respeto y educación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La falacia de Beethoven

Creo que todos hemos oído alguna vez la historia que Lejeune le contó a Monod para explicarle el drama humano que suponía el aborto:



Lejeune preguntó a Monod:



- "De un padre sifilítico y una madre tuberculosa que tuvieron cuatro hijos, el primero nació ciego, el segundo murió al nacer, el tercero nació sordomudo, y el cuarto es tuberculoso; la madre queda embarazada de un quinto hijo. Ud. ¿qué haría?"



- "Yo interrumpiría ese embarazo", respondió con toda seguridad Monod.



A lo que su contrincante le contestó:

- "Tengamos un minuto de silencio, pues hubiera matado a Beethoven."


Canciones Pro-Vida

La música siempre ha sido uno de los mejores vehículos para la promoción de valores universales como el amor, la paz y la justicia social. ¡Y la defensa de la dignidad humana de los no nacidos no es una excepción!

Existen muchas canciones que abordan temas como el embarazo inesperado, el aborto o la adopción, aunque la mayoría no son muy conocidas. Yo misma he subtitulado unas cuantas al español en mi canal de YouTube, con la esperanza de que su mensaje llegue a más gente. Rock, reggae, rap, balada... ¡Hay canciones pro-vida para todos los gustos! En esta entrada iré recogiendo todas las que encuentre, pero si conocéis alguna más me encantaría que la incluyeseis en los comentarios.


(Para escuchar cada canción en YouTube, sólo tenéis que hacer clic sobre el título)

1) Aquí estoy yo - Héctor Tobo
La canción "Aquí estoy yo" sirvió como presentación para la manifestación pro-vida que tuvo lugar en Madrid el 22 de noviembre de 2014 bajo el lema "Cada Vida Importa. Por la vid…

Respuestas Pro-Vida a argumentos Pro-Aborto II: "Un huevo no es una gallina"

¿Alguna vez has visto a alguien defender el aborto con analogías como estas?

"Un huevo no es una gallina, una bellota no es un árbol e incluso una tela no es un vestido".

Seguro que sí. Basándome en el artículo "Eggs, acorns and silkworms: Refuting pro-choice propaganda", aparecido en el blog Secular Pro-Life Perspectives, voy a tratar de explicar qué hay de falso y de verdadero en este tipo de enunciados.





Un huevo no es una gallina
Generalmente, este afirmación, hecha con frecuencia en las redes sociales, viene acompañada de la foto de un huevo frito. Y lo gracioso es que, en general... ¡Es cierta! Resulta que la mayoría de los huevos destinados al consumo humano no están fertilizados, es decir, sólo contienen un óvulo de gallina, no un embrión (esto es algo que ya comenté hace mucho tiempo en una nota para mi página de Facebook).
Pero, ¿qué pasa cuando tenemos un huevo fecundado? ¿Es una gallina? Sí, al menos tanto como lo sería un pollito ya nacido. Comúnmente us…