Ir al contenido principal

Ser madre a cualquier precio

Recientemente se ha dado a conocer el caso de una mujer que, gracias a una nueva técnica conocida como la "vitrificación de ovocitos", ha conseguido dar a luz a un bebé sano a pesar de haber perdido los dos ovarios a causa de un cáncer.
Podría decirse que se trata de una buena noticia, de no ser por el destino incierto que aguarda a los dos hermanos de Mario (que así se llama el recién nacido).



En efecto, aparte del mencionado niño y de algunos ovocitos sobrantes, el proceso de fertilización dejó otros dos embriones  congelados que, según citan los medios, abren la posibilidad de que la mujer "vuelva a ser madre". Podemos ver cómo, con toda la inocencia del mundo, la reportera pasa por alto el hecho de que, al menos por lo que respecta a los embriones, estos no hacen que la mujer "pueda volver a ser madre", sino que ya lo es. Esta persona no tiene un hijo, tiene tres: uno nacido y dos congelados.
Aunque resulta alentador ver cómo los avances en medicina nos permiten, no solo salvar vidas, sino también preservar intactas capacidades como la de engendrar hijos, esta alegría se ensombrece al comprobar cuán poco cuentan las vidas humanas en desarrollo, a las que parece considerarse simples objetos o herramientas para conseguir un fin, en este caso la maternidad.
Habrá que esperar para ver si los/as hermanos/as de Mario tienen tanta suerte como él y no acaban en el cubo de los "desechos biológicos", como tantos otros embriones humanos que son abandonados cada año en las clínicas de fertilización.
Fuente: Nace el primer bebé español tras vitrificar ovocitos de una mujer con cáncer de ovarios.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Respuestas Pro-Vida a argumentos Pro-Aborto II: "Un huevo no es una gallina"

¿Alguna vez has visto a alguien defender el aborto con analogías como estas?

"Un huevo no es una gallina, una bellota no es un árbol e incluso una tela no es un vestido".

Seguro que sí. Basándome en el artículo "Eggs, acorns and silkworms: Refuting pro-choice propaganda", aparecido en el blog Secular Pro-Life Perspectives, voy a tratar de explicar qué hay de falso y de verdadero en este tipo de enunciados.





Un huevo no es una gallina
Generalmente, este afirmación, hecha con frecuencia en las redes sociales, viene acompañada de la foto de un huevo frito. Y lo gracioso es que, en general... ¡Es cierta! Resulta que la mayoría de los huevos destinados al consumo humano no están fertilizados, es decir, sólo contienen un óvulo de gallina, no un embrión (esto es algo que ya comenté hace mucho tiempo en una nota para mi página de Facebook).
Pero, ¿qué pasa cuando tenemos un huevo fecundado? ¿Es una gallina? Sí, al menos tanto como lo sería un pollito ya nacido. Comúnmente us…

La falacia de Beethoven

Creo que todos hemos oído alguna vez la historia que Lejeune le contó a Monod para explicarle el drama humano que suponía el aborto:



Lejeune preguntó a Monod:



- "De un padre sifilítico y una madre tuberculosa que tuvieron cuatro hijos, el primero nació ciego, el segundo murió al nacer, el tercero nació sordomudo, y el cuarto es tuberculoso; la madre queda embarazada de un quinto hijo. Ud. ¿qué haría?"



- "Yo interrumpiría ese embarazo", respondió con toda seguridad Monod.



A lo que su contrincante le contestó:

- "Tengamos un minuto de silencio, pues hubiera matado a Beethoven."


Métodos anticonceptivos naturales

Los métodos de planificación familiar natural están basados en la observación de signos y síntomas naturales de las fases fecunda e infecunda del ciclo menstrual. Sirven tanto para prevenir un embarazo como para aumentar las probabilidades de concebir.

Método del calendario 

Se basa en un solo indicador, el de la duración del ciclo.

Durante un año la mujer registra la duración de sus ciclos menstruales. Después, restando 19 días a la duración del ciclo más corto conocido sabrá cuando comienza su fertilidad; y restando 11 días al más largo, cuando termina.

Método de los días fijos

Propuesto para mujeres cuyos ciclos sean de 26 a 32 días, considerando días fértiles entre el día 9 y el día 19.

Puede valerse de un collar para ir contando cuando comienza y termina su fertilidad. Su tasa de fallo está en torno al 14%.

Método de la temperatura

Antes de la ovulación la temperatura basal está en niveles más bajos, y después de ella se eleva entre 0,3 y 0,5 ºC – lo que se conoce como desnivel térmi…