Ir al contenido principal

Métodos anticonceptivos naturales

Los métodos de planificación familiar natural están basados en la observación de signos y síntomas naturales de las fases fecunda e infecunda del ciclo menstrual. Sirven tanto para prevenir un embarazo como para aumentar las probabilidades de concebir.

Método del calendario 

Se basa en un solo indicador, el de la duración del ciclo.

Durante un año la mujer registra la duración de sus ciclos menstruales. Después, restando 19 días a la duración del ciclo más corto conocido sabrá cuando comienza su fertilidad; y restando 11 días al más largo, cuando termina.

Método de los días fijos

Propuesto para mujeres cuyos ciclos sean de 26 a 32 días, considerando días fértiles entre el día 9 y el día 19.

Puede valerse de un collar para ir contando cuando comienza y termina su fertilidad. Su tasa de fallo está en torno al 14%.

Método de la temperatura

Antes de la ovulación la temperatura basal está en niveles más bajos, y después de ella se eleva entre 0,3 y 0,5 ºC – lo que se conoce como desnivel térmico.

Cuando esta subida se mantiene durante 3 días, la mujer se puede considerar infértil hasta la siguiente menstruación. Antes, la mujer deberá considerarse fértil.


Si se sigue esta norma, su tasa de fallo es del 0.8%.

Método ciclotérmico

Al ciclo más corto conocido en 6 meses se le resta 19, y así se reconoce el comienzo de la fertilidad, y se aplican las normas del método de la temperatura para reconocer su final.

Su tasa de fallo práctico: más o menos 3.1%.

Método Billings


Basado en la observación del moco cervical, se consideran fértiles los días de menstruación; los días secos (sin moco) alternos son infértiles; la fertilidad comienza con la presencia de moco y se mantiene hasta la 4ª noche después del día pico.

Su tasa de fallo práctico es de un 10.5% aproximadamente.

El método del moco modificado reconoce infértiles los días de menstruación y todos los días secos hasta que aparece moco.

Método de los dos días

Se basa en la observación del moco, la mujer se considerará fértil el primer día que percibe cualquier secreción y al día siguiente, reanudando el coito sin protección tras dos días secos consecutivos.

Método mucotérmico

Combina el método de la temperatura para determinar el comienzo de la infertilidad con el del moco para reconocer el comienzo de la misma.

Método sintotérmico

Se trata del método natural más completo, porque combina la duración del ciclo para determinar el fin de la fase infértil preovulatoria, con la observación del moco y el registro de la temperatura.
Su tasa de fallo práctico está entre el 2% y el 4%.

Método de la lactancia y la amenorrea (MELA)

Aplicable a las mujeres que amamantan de forma exclusiva o casi exclusiva, si está en amenorrea postparto y el bebé tiene menos de 6 meses.

Su tasa de fallo es inferior al 2%.

Según las normas de Röetzer si la mujer alimenta a su bebé exclusivamente con leche materna, durante al menos 100 minutos diarios y el intervalo nocturno entre mamadas nunca supera las 6 horas, durante los 3 primeros meses postparto la posibilidad de embarazo es prácticamente nula.



Debes saber que... 

  • Los métodos naturales dependen de lo que cada mujer aprende sobre el funcionamiento de su ciclo de fertilidad, por esto es necesario contar con personal adecuadamente entrenado, o bien con publicaciones independientes que busquen informar sin intereses espurios. 
  • Estos métodos no protegen de las Enfermedades de Transmisión Sexual.



Para saber más sobre estos métodos, diríjase a RENAFER (Asociación Española de Profesores de Planificación Familiar Natural) o a Woomb España.

También se pueden utilizar Monitores Anticonceptivos para identificar la ventana de fertilidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La falacia de Beethoven

Creo que todos hemos oído alguna vez la historia que Lejeune le contó a Monod para explicarle el drama humano que suponía el aborto:



Lejeune preguntó a Monod:



- "De un padre sifilítico y una madre tuberculosa que tuvieron cuatro hijos, el primero nació ciego, el segundo murió al nacer, el tercero nació sordomudo, y el cuarto es tuberculoso; la madre queda embarazada de un quinto hijo. Ud. ¿qué haría?"



- "Yo interrumpiría ese embarazo", respondió con toda seguridad Monod.



A lo que su contrincante le contestó:

- "Tengamos un minuto de silencio, pues hubiera matado a Beethoven."


Canciones Pro-Vida

La música siempre ha sido uno de los mejores vehículos para la promoción de valores universales como el amor, la paz y la justicia social. ¡Y la defensa de la dignidad humana de los no nacidos no es una excepción!

Existen muchas canciones que abordan temas como el embarazo inesperado, el aborto o la adopción, aunque la mayoría no son muy conocidas. Yo misma he subtitulado unas cuantas al español en mi canal de YouTube, con la esperanza de que su mensaje llegue a más gente. Rock, reggae, rap, balada... ¡Hay canciones pro-vida para todos los gustos! En esta entrada iré recogiendo todas las que encuentre, pero si conocéis alguna más me encantaría que la incluyeseis en los comentarios.


(Para escuchar cada canción en YouTube, sólo tenéis que hacer clic sobre el título)

1) Aquí estoy yo - Héctor Tobo
La canción "Aquí estoy yo" sirvió como presentación para la manifestación pro-vida que tuvo lugar en Madrid el 22 de noviembre de 2014 bajo el lema "Cada Vida Importa. Por la vid…

Respuestas Pro-Vida a argumentos Pro-Aborto II: "Un huevo no es una gallina"

¿Alguna vez has visto a alguien defender el aborto con analogías como estas?

"Un huevo no es una gallina, una bellota no es un árbol e incluso una tela no es un vestido".

Seguro que sí. Basándome en el artículo "Eggs, acorns and silkworms: Refuting pro-choice propaganda", aparecido en el blog Secular Pro-Life Perspectives, voy a tratar de explicar qué hay de falso y de verdadero en este tipo de enunciados.





Un huevo no es una gallina
Generalmente, este afirmación, hecha con frecuencia en las redes sociales, viene acompañada de la foto de un huevo frito. Y lo gracioso es que, en general... ¡Es cierta! Resulta que la mayoría de los huevos destinados al consumo humano no están fertilizados, es decir, sólo contienen un óvulo de gallina, no un embrión (esto es algo que ya comenté hace mucho tiempo en una nota para mi página de Facebook).
Pero, ¿qué pasa cuando tenemos un huevo fecundado? ¿Es una gallina? Sí, al menos tanto como lo sería un pollito ya nacido. Comúnmente us…