Ir al contenido principal

Anticonceptivos con efectos abortivos

Aunque técnicamente la finalidad de los métodos anticonceptivos suele ser evitar la fecundación (unión del óvulo y el espermatozoide, constituyendo el cigoto, la primera célula del nuevo organismo) se sospecha que algunos de ellos pueden actuar impidiendo o dificultando la anidación del embrión en el útero. Este efecto equivaldría éticamente a un aborto. Pero, ¿cuáles son esos métodos anticonceptivos y qué riesgos entrañan para el embrión y para la mujer?



Para empezar, debemos preguntarnos por qué no hay un consenso científico a la hora de calificar estos anticonceptivos como abortivos. La respuesta es simple. Según la RAE un aborto constituye la "interrupción del embarazo por causas naturales o deliberadamente provocadas". Hasta ahí todos de acuerdo, pero, ¿cuándo empieza realmente el embarazo? Pues bien, aunque hay quienes consideran que lo hace desde el mismo momento de la fecundación, cuando empieza la vida del nuevo ser humano, lo cierto es que, oficialmente, no se habla de embarazo hasta que el embrión se encuentra totalmente implantado en el útero materno. La implantación puede tardar varios días en producirse, y en ese lapso de tiempo nos encontramos con que tenemos un embrión humano vivo y en desarrollo, pero no un embarazo en curso. Por ese motivo, aunque los mencionados anticonceptivos provocasen, directa o indirectamente, la muerte del embrión, esta no se podría considerar un aborto al haberse producido antes del comienzo oficial del embarazo.

La píldora post-coital, también llamada del día después, es uno de los anticonceptivos a los que se acusa de tener este efecto. Si consultamos la Guía de métodos anticonceptivos de la Sociedad Española de Contracepción, veremos que dice: "Lo más común es que actúe alterando o retrasando la ovulación, aunque a veces interfiere el proceso de anidación." Acto seguido, y resaltándolo en negrita, puntualiza: "La Organización Mundial de la Salud define este método como anticonceptivo, no como abortivo." Efectivamente, si consultamos casi cualquier web sobre anticoncepción y nos dirigimos al apartado de preguntas frecuentes, concretamente a la referida al hipotético efecto abortivo de la píldora del día después, nos encontraremos con que la respuesta es "no", porque, técnicamente, no produce ningún aborto. En todo caso, se mencionarán de pasada sus efectos sobre la implantación, pero casi siempre se insistirá en la idea de que no se trata de un aborto.

Otro anticonceptivo al que se ha asociado con efectos abortivos es el DIU o dispositivo intrauterino, especialmente el de cobre. La citada Guía de anticonceptivos afirma que "el DIU actúa de distintas formas, entre ellas dificultando el paso de los espermatozoides y produciendo una modificación en el interior del útero que evita el embarazo." Se trata de una información bastante vaga, pero al hablar de modificaciones en el interior del útero que evitan el embarazo se está dando pie a la especulación. Si acudimos a otras fuentes, como por ejemplo la web Anticonceptivoshoy.com, nos encontramos con esta aseveración: "Impide que los espermatozoides fecunden el óvulo. También dificulta la implantación en el útero si se hubiera producido la fecundación."

Los posibles efectos sobre la anidación de otros anticonceptivos hormonales como la píldora, los parches o los inyectables no están tan claros. Aunque oficialmente su único efecto es el de impedir la ovulación o la fecundación, numerosas organizaciones pro-vida denuncian que, secundariamente, pueden actuar dificultando la implantación del embrión. Alegan que la eficacia de estos métodos a la hora de inhibir la ovulación no es tan alta como se cree y que muchas veces tiene lugar la fecundación, en cuyo caso el anticonceptivo actuaría modificando el interior del útero para dificultar la implantación del embrión. Esta teoría tiene sus defensores y sus detractores, de lo que se deduce que, actualmente, no hay pruebas suficientes para sustentarla. Aun así, y ante la duda, yo aconsejaría ser precavidos y evitar todo método anticonceptivo cuya seguridad, tanto para la madre como para el embrión, no esté totalmente garantizada.

Actualización (25/01/2015)


  • A continuación adjunto un documento de la organización pro-vida All our lives sobre la anticoncepción de emergencia. Según esta:


"La mejor evidencia disponible indica que las píldoras anticonceptivas de levonorgestrel [...] no tienen otro mecanismo de acción que el de prevenir la fecundación.[...] detiene la ovulación, y puede también inhibir el transporte del esperma. Estudios diseñados específicamente para testear si [...] previene la implantación no encontraron evidencia de que lo haga".

También afirma que aquellos productos en cuyo etiquetado se advierte que podrían afectar a la implantación están basados en información anticuada, ya que cuando fueron aprobados por la FDA todavía había especulación sobre si podían afectar a la implantación, pero estudios posteriores no encontraron evidencias de acción de mecanismos post-fertilización. El prospecto de estos productos, simplemente, aún no habría sido actualizado.

Se puede consultar el documento en inglés aquí: Emergency Contraception: The Facts Every Pro-life Advocate Should Know.


  • Los enlaces que hacían referencia a la Guía de métodos anticonceptivos de la SEC ya no funcionan porque dicha guía ha sido retirada. Estos son los nuevos:
- Dispositivos intrauterinos (DIU): La nueva ficha sigue advirtiendo sobre el efecto de este método sobre la implantación: "El DIU produce una inflamación dentro del útero lo que impide la nidación".


¿Qué es la Anticoncepción de Urgencia?: La nueva ficha descarta cualquier efecto post-fertilización tanto del levonorgestrel como del acetato de ulipristal, pero insiste en el efecto anti-implantación del DIU de cobre.

Actualización (31/01/2015)


  • Chiesi España, que comercializa la píldora anticonceptiva de emergencia Norlevo, señala en su prospecto que: 
"A las dosis recomendadas, se piensa que el levonorgestrel tiene su mecanismo principal evitando la ovulación y de esta forma impidiendo la fertilización si la relación sexual ha tenido lugar en la fase preovulatoria, que es el momento en el que la posibilidad de fertilización es más elevada. También puede producir cambios endometriales que dificultan la implantación. No es eficaz una vez iniciado el proceso de implantación". (Consultar el prospecto)

  • El Grupo Gedeon Ritcher incluye entre los mecanismos de acción de algunos de sus anticonceptivos hormonales combinados (Riegevidon y Sibilla) la alteración del recubrimiento interno del útero para hacer que sea menos probable que acepte al óvulo fecundado. (Ver en la web)




Comentarios

Entradas populares de este blog

La falacia de Beethoven

Creo que todos hemos oído alguna vez la historia que Lejeune le contó a Monod para explicarle el drama humano que suponía el aborto:



Lejeune preguntó a Monod:



- "De un padre sifilítico y una madre tuberculosa que tuvieron cuatro hijos, el primero nació ciego, el segundo murió al nacer, el tercero nació sordomudo, y el cuarto es tuberculoso; la madre queda embarazada de un quinto hijo. Ud. ¿qué haría?"



- "Yo interrumpiría ese embarazo", respondió con toda seguridad Monod.



A lo que su contrincante le contestó:

- "Tengamos un minuto de silencio, pues hubiera matado a Beethoven."


¿Deberíamos comparar el aborto con el Holocausto? Reflexiones a favor y en contra.

Recientemente un grupo pro-vida canadiense desató la polémica al mostrar un vídeo en el que se comparaba el aborto con el Holocausto judío. El vídeo, titulado The Case Against Abortion: Personhood, pertenece a la organización estadounidense Abort73 y se puede ver a continuación:


Lo cierto es que es frecuente en el activismo pro-vida que se compare el aborto con otros crímenes contra la Humanidad como el Holocausto, la esclavitud, etc., en base a los puntos que tienen en común. Sin embargo, ¿es válida esta comparación? La organización Secular Pro-Life se hizo esta misma pregunta hará un año y se la planteó a los seguidores de su página de Facebook. Finalmente lograron clasificar las respuestas en tres grandes grupos:

1 - No, la comparación presenta problemas.

2 - Sí, es una comparación válida, pero no necesariamente efectiva.

3 - Sí, es una comparación válida.

En Secular Pro-Life decidieron recoger en un artículo algunos de los comentarios que encajaban en los distintos grupos y he pen…

Respuestas Pro-Vida a argumentos Pro-Aborto III: "Nadie te obliga a abortar"

Este es sin duda uno de los argumentos más utilizados por los defensores del aborto y a la vez uno de los menos efectivos. ¿Por qué? Vamos a verlo.


El argumento es sencillo: "¿No estás de acuerdo con el aborto? Muy bien, no abortes, pero no les digas a los demás lo que tienen que hacer. Abortar es un derecho, no una obligación". Sin embargo, ¿es cierto que el aborto "no obliga a nadie"? Pues no, no es cierto. De hecho, obliga a muchas personas, de muchas formas distintas.

Obliga a todos los ciudadanos a financiarlo

El Estado español destina varios millones de euros al año a la financiación de las clínicas que practican abortos. Dicha financiación se lleva a cabo con dinero público procedente de los impuestos de todos los ciudadanos, estén a favor o en contra de esta práctica. Esto significa que todos aquellos que vemos el aborto, no como un derecho humano, sino todo lo contrario, estamos obligados a pagarlo con nuestro dinero, un dinero que podría haber sido destina…