Ir al contenido principal

Sin Planificar

Datos Generales
Título Original: Unplanned
Autora: Abby Johnson y Cindy Lambert
Ed.: Palabra
Sinopsis: Abby Johnson dejó su trabajo en octubre de 2009. Este simple hecho se convirtió en noticia de alcance nacional porque Abby era la directora de uno de los centros de Planned Parenthood en Texas; poco después de asistir por primera vez a un aborto real se le abrieron los ojos y cambió de lado para unirse a un grupo pro vida. ¿Qué había ocurrido en aquel centro para que su directora, que había llegado a ser Empleada del Año, tomase una decisión tan drástica? ¿Cómo reaccionaron desde Planned Parenthood a una dimisión tan abrupta?
Únete al viaje de Abby; en las páginas de este libro revela por primera vez su historia al completo: un drama personal que te mantendrá en vilo, una serie de encuentros entre la vida y la muerte, una batalla en los juzgados y una transformación espiritual. Abby nos ofrece un punto de vista único, al haber estado en los dos lados de la batalla en torno al aborto, iluminando de un modo particular la controversia que rodea a este tema.




¿Por qué recomiendo leerlo?

"Sin Planificar" constituye un testimonio único y fundamental para entender el conflicto en torno al aborto, mostrándonos la experiencia real de una persona que, habiendo trabajado durante años para garantizar el derecho de las mujeres a interrumpir su embarazo, y a pesar de haber abortado en dos ocasiones, decidió cambiar y convertirse en la voz de los no nacidos. En el libro, Abby nos cuenta las razones que la llevaron a trabajar para la principal proveedora de abortos de los EE.UU. Nos habla de sus propios abortos, de sus experiencias en la clínica donde trabajó, del aborto guiado por ecografía que presenció y que le cambió la vida y de los problemas que tuvo que afrontar al dejar su trabajo para unirse a una agrupación pro-vida.
Actualmente, Abby recorre el país impartiendo charlas y conferencias sobre su conversión.

Comprar en Amazon


Comentarios

Entradas populares de este blog

La falacia de Beethoven

Creo que todos hemos oído alguna vez la historia que Lejeune le contó a Monod para explicarle el drama humano que suponía el aborto:



Lejeune preguntó a Monod:



- "De un padre sifilítico y una madre tuberculosa que tuvieron cuatro hijos, el primero nació ciego, el segundo murió al nacer, el tercero nació sordomudo, y el cuarto es tuberculoso; la madre queda embarazada de un quinto hijo. Ud. ¿qué haría?"



- "Yo interrumpiría ese embarazo", respondió con toda seguridad Monod.



A lo que su contrincante le contestó:

- "Tengamos un minuto de silencio, pues hubiera matado a Beethoven."


¿Deberíamos comparar el aborto con el Holocausto? Reflexiones a favor y en contra.

Recientemente un grupo pro-vida canadiense desató la polémica al mostrar un vídeo en el que se comparaba el aborto con el Holocausto judío. El vídeo, titulado The Case Against Abortion: Personhood, pertenece a la organización estadounidense Abort73 y se puede ver a continuación:


Lo cierto es que es frecuente en el activismo pro-vida que se compare el aborto con otros crímenes contra la Humanidad como el Holocausto, la esclavitud, etc., en base a los puntos que tienen en común. Sin embargo, ¿es válida esta comparación? La organización Secular Pro-Life se hizo esta misma pregunta hará un año y se la planteó a los seguidores de su página de Facebook. Finalmente lograron clasificar las respuestas en tres grandes grupos:

1 - No, la comparación presenta problemas.

2 - Sí, es una comparación válida, pero no necesariamente efectiva.

3 - Sí, es una comparación válida.

En Secular Pro-Life decidieron recoger en un artículo algunos de los comentarios que encajaban en los distintos grupos y he pen…

Respuestas Pro-Vida a argumentos Pro-Aborto III: "Nadie te obliga a abortar"

Este es sin duda uno de los argumentos más utilizados por los defensores del aborto y a la vez uno de los menos efectivos. ¿Por qué? Vamos a verlo.


El argumento es sencillo: "¿No estás de acuerdo con el aborto? Muy bien, no abortes, pero no les digas a los demás lo que tienen que hacer. Abortar es un derecho, no una obligación". Sin embargo, ¿es cierto que el aborto "no obliga a nadie"? Pues no, no es cierto. De hecho, obliga a muchas personas, de muchas formas distintas.

Obliga a todos los ciudadanos a financiarlo

El Estado español destina varios millones de euros al año a la financiación de las clínicas que practican abortos. Dicha financiación se lleva a cabo con dinero público procedente de los impuestos de todos los ciudadanos, estén a favor o en contra de esta práctica. Esto significa que todos aquellos que vemos el aborto, no como un derecho humano, sino todo lo contrario, estamos obligados a pagarlo con nuestro dinero, un dinero que podría haber sido destina…